Luz trasera Lupine Rotlicht - Análisis

Nuevo análisis gracias a nuestro colaborador Pabcor, esta vez de una luz trasera que, a día de hoy, podemos prácticamente considerar la luz trasera de bicicleta definitiva. Estamos hablando de la Lupine Rotlicht, si quieres ver sus tremendas prestaciones, no te pierdas el análisis de hoy.

Interesante luz trasera de la prestigiosa marca alemana Lupine. Del tipo inteligente con carga USB, dispone de sensores de luz ambiente y deceleración, lo que le permite adaptar la iluminación a las circunstancias de cada momento para aumentar la visibilidad y seguridad del ciclista. Su led XP-E2 ofrece nada menos que 160 lúmenes, posiblemente la luz trasera más potente del mercado.


Tanto al frenar como al meterse en un túnel o acercarse un coche de noche por detrás con las luces encendidas, aumenta su potencia para aumentar la visibilidad. A diferencia de otros modelos similares esta permite programar tanto el nivel de sensibilidad del sensor de luz ambiental como la potencia de la luz en 5 niveles con un único botón.


Todo ello con un peso correcto, 60 grs, y con una construcción sólida con el cuerpo principal en aluminio CNC y plástico rígido para el resto de componentes. El proceso de carga se indica con un led rojo junto al botón mostrando uno verde al terminar esta. La parte trasera muestra el soporte extraible mediante 4 tornillos, seguramente habrá mas diferentes en el futuro para situarla en diferentes posiciones, y la cubierta de goma rectangular, unida al soporte para no perderla, que protege la entrada micro USB de carga. La luz viene con 2 tiras para diferentes diámetros de tija, pudiendo cortar lo que sobra. También se aprecian unas letras que indican las diferentes opciones de programación de la luz para que no haga falta mirarlo en el manual.


La programación es muy sencilla. Para cambiar el nivel de intensidad en sus 4 modos (fijo, parpadeo, onda y pulso) solo hay que pulsar el botón y esperar a que se encienda un led verde, luego soltar el botón y esperar a que la luz vaya mostrando las 5 diferentes intensidades. En el momento que encontremos la deseada bastará con pulsar el botón y ya está fijada.

Para el resto de funciones todavía es mas sencillo, el proceso es el mismo, pulsar el botón esperar a que muestre el led rojo, lo hace después del verde, y mantener pulsado el botón hasta que el led rojo parpadee el número de veces correspondiente a la función asignada (conectar el sensor de luz y su sensibilidad (2 niveles), desconectar el de freno o su sensibilidad (3 niveles), el encendido con un doble click o resetar a los valores de fábrica). Como curiosidades una vez acabado el proceso es importante mantener la luz es su posición habitual en el tija para mostrar el resultado porque si se le dá al botón con la luz inclinada o tapando un sensor podrá dar lugar a error. Y para ver el funcionamiento de la detección de frenado en la mano hay que esperar unos segundos sino parece que no detecta.


La presentación es muy sencilla, mostrando un manual en alemán e inglés, la luz, el cable USB y las 2 tiras de fijación. Tiene una buena protección contra el agua, suciedad y golpes IP68/IK09.

La potencia de la luz es impresionante (160 lúmenes), sobretodo al activarse la luz de freno. Esta tiene 3 niveles seleccionables de sensibilidad, recomiendo ponerla en el mediano si no queremos que se active con ciertos baches.
La autonomía depende de la intensidad y modo seleccionados, varía entre hora y media al máximo (2W) y modo fijo, hasta las 25h del modo fijo-impulso a mínima potencia (0.1W). La batería de Li-ion es de 830mAh/3Wh.

Decir que la tulipa transparente de plástico tiene un acabado mate y algo ahumado, no brillante como la primera foto quizás para evitar reflejos y hay disponible una en un tono rojo mas oscura con los tornillos negros. Ventajas, es mas discreta, para una bici de carretera por ejemplo, pero deja escapar menos luz. También hay tiras y baterías de repuesto.


Respecto a la competencia, decir que es la mas cara en general, pero también parece la mas pensada, personalizable, potente y robusta.

En resumen, como todas las luces Lupine que tuve en mis manos, da lo que promete y un poco mas. El precio es su único "pero", sin embargo su funcionamiento es ejemplar. Además Lupine suele sacar actualizaciones y accesorios para sus últimos modelos con cierta frecuencia. Su nivel de personalización, pudiendo incluso deshabilitar el sensor de freno y/o el sensor de luz ambiental, si se va detrás de un coche en una contrarreloj por ejemplo, es un detalle mas.



Datos de interés:
Puntuación: 9/10

Producto: Luz trasera
Modelo: Lupine Rotlicht

Potencia: 160 lúmenes  
Dónde comprar: Amazon  

 
¿Quieres saber algo más? ¡Déjanos un comentario!

0 comentarios :

Publicar un comentario

 

Visitas y bikers

¡Síguenos!

¡Síguenos en Facebook! ¡Síguenos en YouTube! ¿Nos mandas un email?
Powered by Blogger