EnduBítem - Copa Catalana 2016 - Crónica de Carrera

Era inevitable que sucediese y es que, algunos bikers del grupo, deseosos de más velocidad y nuevos retos, no han podido resistirse a los encantos de las competiciones oficiales.

En este, nuestro primer año como equipo federado de ciclismo, no hemos renunciado en absoluto a nuestro espiritu aventurero y rutas con todo el día por delante; pero los apasionados del crono y la velocidad dentro del equipo también quieren decir la suya y, por eso, hoy tenemos en el blog la primera crónica de competicion de un miembro del BCN Biker Team. No os perdáis como Vito vivió su primera prueba de enduro en la 3ª Endubitem, correspondiente al Campeonato de Cataluña de Enduro:

17:30 de la tarde, viernes, cierro el ordenador y me voy del trabajo pitando. Cargo el coche con todos los bártulos para un fin de semana de Enduro. Subo y arranco el motor, pongo el cd de Opeth de Ghost Reveries y, acompañado de la densidad y pesadez de los acordes y voces de las canciones, voy dejando Barcelona atrás y encaro casi dos horas de viaje hasta Bítem.

Pensando en cómo afrontaré mi primera carrera de Enduro en MTB me doy cuenta que ya he llegado a mi destino. Voy  a la zona de acampada y saco la tienda de campaña, colchón inflable y miro como a mi alrededor hay diferentes grupos de Bikers comentando sus batallitas. Me preparo la cena y a dormir, al día siguiente toca reconocer el circuito.

Me despierto a las 8 de la mañana, sin prisa, se ha pasado la noche lloviendo y los vecinos Andorranos me comentan lo mal que pueden estar los tramos cronometrados. En fin, desayuno, me visto para mi primera batalla del fin de semana, preparo la bici y se pone a llover, “mierda”. No me queda otra que ponerme a pedalear y dirigirme al TC1, en toda la subida por asfalto no me encuentro a nadie. Llego al cartel  de “Inici TC1” y me pongo las protecciones, casco y bebo agua. Ahora toca empezar el reconocimiento - ¡Joder, si empieza así la cosa, nos vamos a divertir! -. Una vez abajo me encuentro a tres bikers reconociendo el circuito también, comentamos la jugada y sigo camino al TC2


Sigue lloviendo y yo sin pensármelo mucho, ya estoy empapado de arriba abajo.  Acabo el TC2 y TC3, van casi seguidos, y ya veo que la cosa será difícil en estos dos tramos, sé que no se me dan bien. Por tiempo y consejo me salto el TC4 y voy directo al TC5, aquí disfruto mucho, es un tramo que me recuerda a nuestra querida Collserola, y ya cansado y con frío me dirijo al TC6 que me deja sin palabras.

Llego a la tienda, limpio la bici y me ducho. Ahora tengo toda la tarde para pensar en las bajadas, los sitios más técnicos, los saltos y en como afrontaré las rocosas bajadas enfangadas cuando aún sigue lloviendo y no parece que vaya a cesar en toda la tarde.

7am, suena el despertador, salgo de la tienda y veo como la gente va saliendo de sus guaridas. Por suerte ya no llueve aunque con el día que hace todo apunta a que no tardará mucho en empezar de nuevo. Preparo la bici mientras desayuno ya que no voy muy sobrado de tiempo. Una vez todo está listo me dirijo a la salida y espero mi turno, dorsal 220 junto con mi compañero dorsal 221 que parece estar ausente y me deja un vacío hueco de 40” entre la rider de delante y yo. Me dan mi salida y con un ritmo muy tranquilo me dirijo a la salida del TC1, una vez llego y me preparo espero mi turno de salida, noto otra vez la ausencia de mi compañero a la vez que recuerdo las sabias palabras que me dijo dos días antes:

"Relájate y baja a gusto y cómodo, no vale la pena ir nervioso, pero ya verás que en cuanto empieces a bajar y oigas a la gente animándote se te van los nervios y acabas apretando a muerte".


Me dan la salida, el TC1 empieza con un ligero llano ascendente en el que empiezo a pedalear fuerte, ya viene la diversión. Me acuerdo de las palabras de McFly en las que me dice que baje por debajo de mi límite. Burro de mi empiezo a bajar rápido, pero muy cómodo, y noto que voy un poco por encima de lo que creo es mi límite, pero siento que estoy bajando muy bien así que disfruto la bajada como un niño el tobogán de un parque. La bajada no es muy técnica pero tiene tramos delicados con mucha roca mojada y embarrada, algún salto divertido y algunas curvas entretenidas pero rápidas. Acabando con un tramo de roca suelta en la que más vale ser firme con el manillar y guiar bien la bici. Llego a bajo y sonrío sabiendo que he bajado muy bien, me he sentido muy cómodo durante todo el tramo.

Bebo agua y tranquilamente me dirijo al TC2, comentando con los otros corredores como ha ido la bajada. Decido subir un trozo solo pensando en la segunda y tercera bajada ya que sé que no se me darán bien, a pesar de lo guapas que son y el poco flow que tienen debido a las curvas de 180º con escalones y muy seguidas. Empiezo el segundo tramo y no paro de coger mal cada curva, pierdo velocidad, tiempo y no me doy cuenta y ya estoy en el final. Así que voy bajando con cuidado e intentando perder el mínimo tiempo posible. Al llegar al final me doy cuenta que he bajado fatal, en cada curva un error. Sabiendo que el TC3 es más de lo mismo pero algo más pedregoso voy tranquilamente por el tramo de enlace intentando recordar los trozos más técnicos para intentar no cometer errores.


El inicio del tercer tramo es muy pedregoso, roca suelta, terreno embarrado y como no, curvas cerradas con algún cortado divertido al final. En el tramo cronometrado intento apretar en los sitios más llanos o rectos intentando rascar milésimas de segundos, pero a medida que voy bajando las curvas cerradas noto que se me resisten menos y acabo bajando bastante cómodo. Llego a bajo, algo cansado y sabiendo que he salvado un poco la bajada. Empieza la tercera subida, en este caso bastante dura porque es de las más largas.

En el tramo de enlace me cruzo con los gallos de la carrera y los veo sorprendidos por el espectáculo que está dando el francés Youn Deniaud, sacándole en el TC1 15 segundos a Carles Barcons. Llego al incio del TC4 con las piernas algo pesadas. Me coloco en la línea de salida notando, otra vez, la ausencia de mi compañero y amigo Nacho. Inicio la bajada más relajado ya que no me la conozco, poco a poco voy cogiendo confianza y bajando bien, el terreno está muy embarrado, las ruedas parecen auténticos slicks de moto GP. Hacía la mitad de la bajada el sendero se empieza a poner serio, aumentando las curvas cerradas y los trozos pedregosos, solo hay una manera de llegar a bajo, soltar el freno y mover la bici por donde uno puede, así que de esta manera casi me la pego en dos curvas cerradas, una detrás de la otra. Consigo salvar la caída y perder el mínimo tiempo posible, llegando al final muy contento de la bajada hecha.


¡Ahora ya noto las piernas destrozadas, me doy cuenta que bajar por trialeras con cierta velocidad y un crono en tu contra cansa muchísimo! Con estas sensaciones encaro la última subida dura del día, poco a poco y con mucha cadencia para relajar al máximo la musculatura. Llego al quinto tramo cronometrado, con ganas ya que es el tramo que se me puede dar mejor, tiene una larga bajada con mucho flow, una subida un poco larga en la que si aún tienes fuerzas y te exprimes los cuádriceps puedes rascar varios segundos y un tramo final de bajada muy rápido un poco roto pero muy divertido. Es una bajada que me recuerda al "Acueducto" o "Pitufos" en Collserola. Suena el sonido de mi salida y dando pedales tranquilamente empiezo el descenso, cojo soltura desde los primeros metros, vienen unas pocas curvas un poco peraltadas en las que sin cometer acabo feliz por empezar la subida de mitad del TC5 con buenas piernas y habiendo hecho la primera parte muy bien. Me siento muy confiado bajando así que el segundo tramo de bajada suelto el freno, intento leer la bajada con varios metros para evitar caídas y yendo lo más rápido que puedo llego al final de la bajada, flipando con la bajada que acabo de hacer intento reponerme con algo de agua y una barrita (no diré la marca ni diré lo buena que estaba porque Isostar no me paga por hacerles publicidad). Me saco la morrera del casco integral y voy sin prisa a la salida de la última bajada.

La primera prueba de mi primera Copa Catalana de Enduro está a punto de acabar, una bajada tipo azul de Bikepark y un trozo de padeleo final me separan de tal satisfacción. Empiezo el TC por un trozo de sendero sin mucha complicación, con un pequeño cortado que se hace sin dificultades, la bajada sigue con serie de tramos poco técnicos y rápidos que nos llevan al tramo final con varias curvas cerradas que se cogen a gran velocidad y que hay que ir con cuidado de no irse al suelo, ya que le siguen unas bajadas con mucha pendiente pero cortas para acabar con la traca final del circuito, un tramo rocoso, embarrado ya por los 100 bikers anteriores a mí, en el que no sabes si ir con cuidado y seguir alguna de las trazas entrenadas el día anterior o tirar el manillar para arriba y pasarse el paso como si de un cortado se tratara para encarar el último salto bastante impactante desde fuera  pero que sin dificultades se supera para llegar a la recta final del tramo, ¡exprimiendo las últimas fuerzas de pedaleo para no perder ningún segundo!


Un último quilómetro de ágil pedaleo me permite llegar hasta el arco de llegada pensando en el exquisito estofado de buey que nos ha preparado la organización acompañado de un buen zumo de cebada.

Después de comer emprendo el viaje de vuelta a casa con la sensación de haber hecho un buen inicio de temporada, no sin antes repasar la clasificación provisional y quedándome atónito de mi posición en la general (56) y en mi categoría (24 élite). Pensando en la siguiente prueba sabiendo que he de intentar mantener la posición, aunque no será fácil…

Finalmente, en esta primera prueba, solo cabe felicitar a la Organización del Endubítem ya que han hecho un evento para disfrutar, con una organización de 10, un recorrido impecable y unos voluntarios muy comprometidos.

Nos vemos en Riudarenas el 10 de Abril con una buena escuadra del BCN Biker Team intentando dar la máxima guerra.

Por último, solo falta mostrar la clasificación de las diferentes categorías (mostrando solo el Top 20 de cada una), la cual quedó de la siguiente manera:

Élite


Féminas élite






Master 30


Master 40


Master 50






Junior











La clasificación completa se puede ver aquí.

¡Salut, pedales y nos vemos en la próxima!


Crónica por Vito Valera
Fotografías por Agustí Descarrega

0 comentarios :

Publicar un comentario

 

Visitas y bikers

Powered by Blogger